Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

002. "Siempre me he mojado con el cante" Entrevista a Tomasito, cantante y bailaor participante en el Julio Cultural de la UBU

30/06/2009

La frase tiene intrahistoria. Una de esas que recuerdan a ?Los managers' de Pata Negra... pero allá por Benalup. Aunque Tomasito prefiere dejarla ?off the record', y darle otro sentido, el de esa expresión de colegas que se encuentran por cualquier calle de Jerez y se preguntan "quillo, compadre, ¿cómo está la cosita? Y de lo mío, ¿qué?". Lo cuenta mientras revolotea por la oficina de Nuevos Medios, recomendado capotazos a lo Morante de la Puebla por teléfono, rematando por bulerías en pleno vuelo para el fotógrafo y hablando del disco a cortometrajes. Que si el amigo Angus Young en el Myspace, que si Tino di Geraldo al mando, que si el directo en estudio, que si heavy, que si fandangos, que Lavapiés, que Senegal.

 

Quillo, Tomasito... y de tu disco, ¿qué? A la pregunta responde con un "¿dónde está que yo lo vea?". Salta ipso facto al otro lado de la oficina y ya con el disco delante, que no es tan fácil de desprecintar porque según él en esta compañía usan "pegamento cianhídrico", lo define como "flamenco rock; más flamenco y más rockero, imposible". Y enseguida comparte la alegría de tenerlo entre las manos después de siete años de silencio discográfico. Claro que no ha estado de brazos cruzados: "He dado una cuantas vueltas por el mundo, con ?Calle 54', con Jorge Pardo, con unos y con otros". Pero necesitaba inspiración, material, motivos. "Tampoco tenía yo textos ni movidas que sacar. Y ya sabes cómo somos los flamencos, que no somos como otro tipo de gente, que tenemos más respeto quizás al estudio y no sacamos discos por sacar". Las condiciones son, a su juicio, "estar uno a gusto, tener textos, encontrar compañía"... y tiempo. "Sí que puedes hacerlo a las prisas, pero yo prefiero trabajar poco a poco. Tener tiempo me ha animado, me ha servido para componer en casa, coger músicas de un lado y de otro", asegura.

 

"Los flamencos no somos como otro tipo de gente, tenemos más respeto quizás al estudio y no sacamos discos por sacar" 


Y eso que en este lustro y pico ha sido padre de tres niños, se ha sacado el graduado escolar, aprobó el acceso a la Universidad y ha llegado hasta segundo de Sociología. "Ahora lo he dejado, es muy difícil... pero con lo que he estudiado me pego buenas charlas con mi suegro". Nada de esto ha obstaculizado su vida musical, "al revés, a mí me ha servido toda la movida esa". Así que teniendo al tiempo y a la inspiración de su lado, sólo le faltaba formar equipo. Y en esta ocasión, ha sido trío, al contar con el apoyo de Mario Pacheco del lado de la discográfica y el de Tino di Geraldo del lado de la producción. "Esto sí que es garrapatero, tanto uno como el otro me han dejado hacer lo que quería", asegura Tomasito. A lo que añade que "cuando hay feeling es como un equipo de fútbol, se trabaja de otra manera". Por eso ha podido cuajar un disco nuevo, en lugar de una recopilación que era, en principio, la salida que veía. Aunque la idea sigue rondando pues, por desgracia, sus otros cuatro discos están actualmente descatalogados. "Yo no sé lo que hay que hacer. Yo qué sé, ojalá los sacaran ahora. Este disco en el quinto. Y ninguno está a la venta", explica con pesar el artista. Aquí sí habría que preguntar "y de los míos, ¿qué?", como él mismo dice bromeando. Ante la situación, impotencia: "Yo no puedo hacer nada. Soy el más adecuado para decirlo y el menos. Ya ves cuánta música está perdida". Así que no caben los reproches si "a veces lo digo en los conciertos, que mis discos están descatalogados, que los busquen en Internet".


Pero ahora que el quinto está en el mercado, no es tiempo de lamentaciones. Tomasito cuenta cómo fue todo el proceso de creación y grabación de ?Y de lo mío, ¿qué?': "Pues ha costado. Al principio, había más temas pero en dos meses me puse a seleccionar con más frescura de los textos que tenía guardados en una carpeta, entre ellos, el fandango de Coppini... Así empezó a venirme el rollo". También han tenido mucho que ver los proyectos en los que ha participado en estos años, sobre todo, el grupo G-5 que formó junto a Kiko Veneno, Muchachito Bombo Infierno y Los Delinqüentes, y que se plasmó en un buen puñado de directos y en el álbum ?Tucaratupapi'.

 

"Al tito Kiko Veneno lo invité a casa a comer un potaje -recuerda Tomasito- y me dedicó la canción de ?La vida está mu mala'. Y luego me propuso los ?Consejos de mi pare'. ¿Tú padre qué te dice?, me preguntaba. Y yo le decía que el dinero siempre aquí, que la guitarra siempre guardada bajo la cama, que tal y que cual. Me dio la letra allí en casa y la completamos de gira con G-5. ¡Aunque hasta mi colega el fontanero me puso algo del estribillo! Lo del fíate de mí, que yo me fío de ti...". Trabajar mano a mano con uno de los padres del nuevo flamenco ha sido para Tomasito de lo más enriquecedor. En su opinión, "Kiko es, aparte de fantástico en sus cosas, muy niño, muy juguetón y mola". La admiración es de ida y vuelta: "El otro día me dedicó una canción en un programa de televisión, ahí con su guitarrita"

 

Y llegó el momento de dar al ?rec'. "Hemos grabado en directo, en poco tiempo, una semana o dos, no mucho", señala el cantaor y bailaor. Pero eso ha sido porque se quedó en Madrid: "Hemos grabado en Cinearte porque si te vas a Jerez, ya sabes, una borrachera, no acabas nunca, se meten todos los primos, el hígado, el psicólogo... Jajaja. Así que nos fuimos dos o tres días al estudio con Jorge, Ignacio, Tino... y nos metimos a hacer todos los temas". La decisión de grabar en directo en estudio estaba tomada después de que Tino asistiera a un concierto de Tomasito en La Casa Encendida de Madrid: "La idea era meternos todos en estudio y hacerlo más crudo, más rápido, tres tomas cada uno. Y eso, después de dos o tres días tocando para entrar calentitos. Ahí se nota la movida, así curro yo cómodo, compadre. La fuerza del directo está reflejada aquí". Por ese motivo, en el elenco "no hay invitados de renombre, sino músicos que van conmigo de gira". Ya otros temas se grabaron después en Sonoland, como la ?Rumba del revés' "donde invité a Muchachito que, por cierto, no ha cobrado, qué buena gente. ¡Oye, que todo el mundo de momento dice: Y de lo mío, ¿qué?!"


Otro colaborador destacado del disco es Germán Coppini, quien ya le compuso el ?Amor garantizado' del álbum ?Castaña'. "Tenía yo en casa el texto, me inspiré yo ahí, me resultaba muy flamenco el rollo y vi que esa letra era para meterla por fandangos de la sierra. Luego pega un cambio de heavy, y luego vuelve el texto metiéndose en ?rythm and blues'; este tema es que tiene unos cambios...", explica con detalle. Después, Tino le pidió una taranta. Así surgió ?Lola y Candela', cuya letra "me la iba mandando por SMS David de la Chica, de Palocortao; cada diez minutos un mensaje".

Con esos fandangos y estas tarantas lo que hace Tomasito, de paso, es ampliar su repertorio cantaor. "Ahí están la ?Seguiriya del 2000' o la ?Soleá punky'. Siempre me he mojado con el cante, desde el ?Castaña' para delante. Aquí me metí en alegrías también, en ?El olvido'... ¡Vamos, ya un cantaor integral!". El primer fan de su manera de interpretar en este álbum es el director de la compañía: "Mario me dice que estoy muy bien, que canto muy bien, vamos, que soy el mejor del disco, jejeje". Aunque él lo achaca al sonido. A su entender, "se escucha muy bien todo, tiene muy buen sonido este disco. Está mezclado y masterizado del carajo por Guillermo Quero; lo tiene muy claro". Y, de paso, suelta una reivindicación: "Hablamos siempre de la música, pero cuando una cosa suena bien hay que decirlo. Y en este caso no lo digo yo, sino la peña que lo compra".

 

En la conversación, por supuesto, vuelve a salir el nombre de Tino di Geraldo, el productor de este y otros discos anteriores, pero también autor de algún tema y multinstrumentista. "Qué pedazo de trabajo ha hecho", subraya Tomasito. Y explica por qué se mantiene fiel a su productor: "Si busco otro, no sé, yo no me atrevo, a lo mejor no me entiende. Y yo solo no me produciría un disco. A mí me tienen que ver desde el otro lado, es muy difícil seleccionar todos los temas", comenta. El proceso de trabajo entre ambos es fluido, de ida y vuelta: "Yo le mando los temas a él, la guitarra y la voz, lo más crudo del mundo, a veces me invento la claqueta o le canto las guitarras o los ritmos. Con la boca mola, ya ves". Aunque admite que "en este disco es en el que menos ha currado, lo que ha hecho es mandar, que es lo que tiene que hacer un productor; por aquí, por allí".

 

Por eso no hubo que tomar decisiones, que si más flamenco, que si más rockero. "La mayoría de los temas ya los hacía en directo", apostilla el artista. Y así se hizo el disco. El culto al escenario no es gratuito. Tal como están las cosas y citando a Rosendo, "no comemos de los discos, comemos del directo". De ahí es de donde vienen tanto la frescura como el talante rockero del álbum, que se concreta en detalles como "la guitarra californiana en el ?Quisiera', el rollo de las acústicas, en las alegrías ?El olvido' hay un blues...". Por cierto que este tema que cierra el disco "es una alegría muy especial con la guitarra flamenca de Tino di Geraldo, que es pedazo de guitarrista de flamenco. ¡Ni Morao ni ná! Flipas con ese pedazo de guitarrón de medio kilo que tiene", bromea Tomasito.

 

-¿Cómo se llevan la guitarra flamenca y la eléctrica?

 

-Ofú, conviven bien, pero se tienen que respetar. Por eso está ahí Tino, indicando por dónde tiene que tirar cada uno. Y luego hay un gran trabajo de edición. Él hace de momento un puzzle de tres mil piezas, que lo he visto yo. Tum, pam, tac, tuc.

-¿Y el ?Back in black' con Tomasito?

 

-Hooombre. El ?Back in black' han tenido esta gente del sello los cojones de meterlo. ¡Yo soy colega de Angus Young en el Myspace! Le mandé la canción y luego se hizo amigo, no me lo creía. Guay, un punto. Y nuestra versión lleva rodando desde hace ocho años por lo menos.

 

-¿Qué tiene de flamenco AC/DC?

 

-Joé, na más que la voz del cantante... Es el Camarón australiano. Angus Young es el Tomate del Paco, el Morao de José.

 

A medida que avanza la conversación, de lo que nos vamos dando cuenta es de que este disco "tiene muchas cosas de hace tiempo". Como señala el propio Tomasito al darle la vuelta al CD, "en la contraportada hay una foto de Daniel Muñoz que me hizo hace tiempo para Flamenco-world.com, parece de una boda flamenca ahí partiéndome la camisa". Y es verdad, fue en el Espárrago Rock 2003. Dice que siempre la tuvo guardada, lo mismo que temas como ?El universo en mis manos', "que lo escuchaba yo mucho con Karolo cuando paraba por Lavapiés, cuando tocaba en un grupete de allí. Me mola mucho esa canción, tiene unos textos muy surrealistas, toda la gente la cantaba en las fiestas de Lavapiés, en la verbena de San Lorenzo". Y es que, como acaba confesando, "lo guardo todo. Tino cuando me veía venir con la carpeta se echaba a temblar. Si queda es porque es bueno".

 

-¿Por qué crees que aquí suena tan natural la mezcla de flamenco y rock?

 

-Yo qué sé. Me pongo a componer y empiezo a cantar fandangos y del tirón me pongo en dos tonos de rock'n'roll. Mola, pues por aquí. Para mí todas las músicas son naturales. Yo me llevo bien con los brasileños, con los africanos... ahora acabo de volver de Dakar. Y de puta madre, con una cora que salimos Juan Diego, Javier Colina, Ranqui... Nos inventamos el espectáculo un día antes. En verdad el afroflamenco lo hicimos nosotros. Mola culturizarse, el día de mañana seguro que haremos cosas con ellos.

 

De momento, tiene varias citas pendientes este verano con el jazzista Wynton Marsalis, de cuya banda formará parte como artista invitado en Canadá, Barcelona y el Festival de Jazz de Vitoria. En paralelo, comienza a configurar la gira en directo de ?Y de lo mío, ¿qué?'. "Con el grupo voy a la Universidad de Burgos y al Festival Flamenco Mont de Marsan 2009, donde doy un concierto en la clausura, un curso de compás y un espectáculo de calle con el guitarrista Rafael Rodríguez y dos palmeros", explica. Una triple actuación que ya está preparando... a su manera: "A los alumnos les voy a decir que no tienen que estar agobiados, que en las bulerías tengan caras felices. En la soleá, bueno, hay que ser un poco más seriote. Jajaja. Y luego estaré dos días en la calle, pero esto va espontáneo, ya lo pienso en el avión". Y es que eso de la espontaneidad, de adaptarse, de improvisar es algo inherente a Tomasito, lo mismo que su personalidad única. Que no es un flamenco al uso lo tiene más que claro, pero quien chanela sabe que es más flamenco que muchos de esos otros: "Hay que entender que con lo que hago no quepo en todos lados, pero yo hago el esfuerzo de adaptarme. Vete a saber, igual un año me llaman de Las Minas...". Aunque cuesta imaginárselo sentado en una silla de nea mientras lo vemos rematar por bulerías en el aire, justo cuando el fotógrafo dispara. Quizás ya tengamos la contraportada del próximo disco. ¡A la carpeta!

Fuente: Flamenco World

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768