Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

003.- Marta Navazo Ruiz investigadora en Atapuerca

11/03/2010

Marta Navazo Ruiz investigadora en Atapuerca


fotonoticiasnavarraImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto "Gracias a las primeras arqueólogas ya hay en Atapuerca más mujeres que hombres"
La pasada semana la casa de cultura de Barañáin acogía la presentación de 'Arqueología en clave de género', donde se muestra el trabajo de las mujeres en este campo. Una labor que conoce bien Marta Navazo, cuya conferencia sobre el tema suscitó un gran interés entre los asistentes

  
Marta Navazo, durante su conferencia en Barañáin sobre "Arqueología en clave de género". (PATXI CASCANTE)

Marta Navazo conoce muy bien las dificultades para compaginar la vida laboral y familiar de las mujeres. Es miembro del equipo de investigación del yacimiento de Atapuerca, profesora de Prehistoria en la Universidad de Burgos y madre de un niño de 2 años. Su conferencia en torno a la exposición Arqueología y género que se puede ver en la casa de cultura de Barañáin suscitó tal interés que estuvo más de media hora respondiendo a las preguntas de los asistentes. Y ella, "encantada".
La exposición muestra el trabajo de la mujer en el campo de la arqueología. ¿Cómo es ese trabajo?

Exactamente igual que el de los hombres. Las mujeres trabajamos de semejante forma en las excavaciones, buscando las piezas, y en la investigación, bien en la universidad o en el centro en el que se desarrolle la labor, intentando obtener información de lo que encontramos.

En Barañáin, hizo un repaso de la historia de la mujer española en la arqueología y de la percepción que se tiene de la figura femenina en la prehistoria, el campo que domina. ¿Qué destacaría?

Lo que está claro es que se han dado interpretaciones falsas sobre la mujer en la prehistoria, diciendo que no cazaba, que no pescaba, y que sólo se dedicaba a las actividades ligadas al ámbito doméstico, como el cuidado de los hijos. En cuanto al papel de la mujer en la arqueología ha cambiado. Ahora estamos mejor que las pioneras de principios del siglo pasado, pero aún hay cosas que mejorar. En Atapuerca, por ejemplo, estamos ya casi al 50% de hombres y mujeres, tanto en labores de campo como de investigación.

Supongo que habrá costado mucho llegar hasta esas cifras.

Sí, aunque en Atapuerca quizá no tanto. En general, ha costado mucho llegar hasta donde estamos y ha sido gracias sobre todo a las arqueólogas de inicios del siglo XX y mediados, que son las que luchan. Yo les doy todo el mérito. No hay más que ver que hasta 1960 las mujeres no podían participar en las excavaciones. La única que pudo hacerlo en los años 40 y 50 en España fue Encarnación Cabré, que empezó la primera tesis doctoral en este país, y pudo hacerlo porque era hija de un arqueólogo que la llevaba a excavar. Gracias a pioneras como ella, o como María Braña, que lucharon, nosotras lo hemos tenido más fácil. Y por eso ahora en Atapuerca ahora hay más mujeres que hombres, aunque en porcentajes hablamos de más o menos el 50%. Ya estamos muy igualadas, salvo en los puestos directivos.

Es decir, que en el trabajo de campo y de investigación se puede hablar de igualdad, no así en otros aspectos, como la dirección de proyectos. En este sentido, ¿cree que existe discriminación?

Hay mujeres que sí dirigen proyectos, pero aunque estamos ganando mucho terreno y subiendo escalones, los puestos directivos todavía siguen copándolos hombres. Tanto en la universidad, ya que la mayoría de catedráticos son hombres, como en los proyectos. Pero está cambiando.

Usted, desde su propia experiencia, ¿ve que se ha tenido que esforzarse más por alcanzar sus objetivos que sus compañeros?

No, para nada. Las becas de investigación se conceden por méritos y no por sexos, eso está claro. Tanto en la Universidad de Burgos como en el proyecto de Atapuerca no me he sentido para nada discriminada.

¿Qué falta por hacer en el campo de la arqueología en lo que respecta a la mujer?

Para mí uno de los grandes interrogantes y problemas, en arqueología y en otros ámbitos, es qué hacer cuando tenemos hijos, cómo compaginarlo con otras responsabilidades. Un señor con hijos desarrolla con normalidad su labor, pero la mujer, por ejemplo, si quiere ir un mes a África para excavar en algún yacimiento, tiene que organizarse y organizar la vida de su hijo durante ese mes. Al final acabamos desdoblándonos: hacemos nuestro trabajo y además cuidamos a los niños. En este aspecto vamos mejorando, pero cuando se tienen hijos es complicado compaginar los diferentes aspectos de tu vida y, sinceramente, no sé qué solución tiene. Por lo tanto, aquí sí que veo que puede haber problemas para que las mujeres tengamos puestos de responsabilidad.

Fuente: Noticias de Navarra

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768