Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
18/03/2010

Entrevista a Juan López de Uralde


"Las centrales nucleares no emiten CO2, pero generan residuos radiactivos que contaminan durante décadas"
El director ejecutivo de Greenpeace España, Juan López de Uralde, reitera en Burgos su apoyo al cierre de Garoña
Elena Rodríguez Montes/DICYT El director ejecutivo de Greenpeace España, Juan López de Uralde, está hoy en Burgos para impartir una conferencia esta tarde sobre el papel que desempeñaron las ONG'S en la cumbre de Copenhague. Esta mañana ha asistido en la Universidad de Burgos a la presentación de un documental divulgativo sobre el cambio climático producido por la ONG burgalesa Amycos.

 

Ha comprendido ya la sociedad que el cambio climático es algo real o todavía lo percibe como "cosas de los ecologistas".
Aún hay mucha gente que sigue confundiendo tiempo y clima y que al no percibir grandes cambios en las situación meteorológica del día a día no se percata de la trascendencia de este fenómeno. Cuando hablamos de clima nos referimos a tendencias en el largo plazo y no de situaciones del día a día. Pero sí que hay una conciencia general de que algo está ocurriendo con el clima en el planeta y de que las cosas se están poniendo feas.

 

De hecho ya estamos percibiendo sus efectos, no es algo que vayan a sufrir nuestros nietos dentro de 50 años.
Sin lugar a dudas. No hablamos de una teoría científica sino de una realidad, y aunque donde más se percibe es en el Ártico donde la temperatura media ha aumentado dos grados, no hace falta irse tan lejos. En nuestra península ya constatamos sus efectos: en el Pirineo ha desaparecido el 85% de la superficie de los glaciares, cambios en las costumbres de las especies migratorias sobre todo de algunas aves; una subida progresiva pero constante del nivel del mar (en Málaga es de 3mm al año), el régimen de lluvias está cambiando, lo hemos visto en Andalucía... Es decir, no hablamos de teorías científicas, sino de realidades constatadas.

 

Además es un proceso que se acelera, que cada vez va más rápido.
Ésa es la cuestión, lo que ahora vemos es sólo un pequeño adelanto de lo que puede venir si no se toman medidas y no empezamos a atajar la causa de este cambio climático. Se está produciendo un cambio en la composición de la atmósfera debido fundamentalmente a que la cantidad de CO2 de la atmósfera está aumentando porque los bosques y los océanos son incapaces de asumir todo el CO2 que nosotros emitimos.

 

Cuáles serán las consecuencias a largo plazo.
Vamos hacia climas con temperaturas más extremas, veranos más cálidos e inviernos con puntas de frío más agudas, largas temporadas de sequía, cambios en los ecosistemas, subidas del nivel del mar; en definitiva, consecuencias drásticas y adversas para las condiciones de vida de nuestro planeta.

 

En su conferencia nos contará qué ocurrió en Copenhague, ¿sirvió la cumbre mundial contra el cambio climático para algo?
Para nosotros fue decepcionante, esperábamos un acuerdo global para hacer frente a este problema, pero los 120 líderes mundiales que se reunieron no fueron capaces de cerrar ese acuerdo necesario. Copenhague supuso una situación muy difícil por todo lo que se persiguió a la sociedad civil, a las organizaciones, nuestro caso es sólo un ejemplo. Es como si los poderosos no quisieran hacer frente a este tema y se persiguió a los que lo denunciamos.

 

Lo recordamos todos vestido de esmoquin con esa pancarta amarilla para reclamar medidas efectivas, estuvo en prisión preventiva 21 días, imagino que ahora está a la espera del juicio.
Sí, si nos llaman a juicio tendré que acudir a Copenhague y afrontar lo que venga. Estamos orgullosos de lo que hicimos, fue una acción espectacular, pero totalmente pacífica y por lo tanto esperamos que la justicia se aplique con la proporcionalidad que debe aplicarse, al contrario de lo que ocurrió entonces.


¿Es cierto que Dinamarca endureció su legislación poco antes de la cumbre para hacer frente al activismo medioambiental?
Sí, Dinamarca aprobó una Ley de excepción para esos días que incluía medidas como la detención preventiva: podías estar detenido 12 horas simplemente porque la Policía así lo consideraba, aunque no hubieras cometido ningún delito. Así se aplicó a los manifestantes pacíficos del 12 de diciembre cuando hubo más de 1.000 detenciones sin haberse producido ningún incidente.

 

Me decía que de la Cumbre debería haber salido un acuerdo global, ¿qué compromisos debería haber recogido?
El acuerdo que la comunidad internacional demandaba tenía varias características. La primera, que fuera vinculante y que obligara a los gobiernos a su cumplimiento. La segunda, que comprometiera la reducción de emisiones a los países industrializados y también, y esto es una novedad importante, a los países en vías de desarrollo; que incluyera medidas de financiación para los cambios necesarios, sobre todo en los países más pobres, y por último que incluyera un acuerdo para frenar la deforestación en los bosques tropicales.

 

Con qué actitud afrontaron esa cumbre los líderes mundiales que participaron.
Es difícil de definir. No percibimos una actitud de querer llegar a un acuerdo ambicioso, sino más bien de salir airosos ante la opinión pública. Durante unas horas intentaron vender el acuerdo al que llegaron como un gran éxito, pero gracias al esfuerzo de mucha gente esta vez no fueron capaces de vendernos como éxito lo que en realidad era una dejación de responsabilidades y un ?no acuerdo'.


Imagino que estando en Burgos espera una pregunta sobre Garoña...
Lógicamente el tema de Garoña y del cementerio nuclear están de actualidad. Nosotros tenemos una posición clara sobre el cierre progresivo de las centrales nucleares, somos contrarios al cementerio nuclear y uno puede estar de acuerdo o no con nosotros, pero lo que no se puede negar es que nuestra posición es coherente en todas partes, cosa que no pueden decir otros.

 

Pero en teoría las centrales nucleares son menos dañinas para el medio ambiente porque no emiten CO2...
Efectivamente no lo emiten, o emiten menos cantidad, pero generan residuos radiactivos que se quedan contaminando durante décadas. La cuestión es si preferimos morir de una cosa o de la otra. Nosotros consideramos que habiendo como hay alternativas limpias, hay que apostar por ellas.

 

Por otra parte, el gran drama del cierre de Garoña son los cientos de puestos de trabajo que se van a perder, qué me dice ante esto.
Cada vez que se habla de esta cuestión surge el tema de los puestos de trabajo y eso es una realidad. Sin embargo, el estudio de los puestos generados por las distintas fuentes de energía muestran que la energía nuclear es la que menos empleo genera por kilowatio producido, por lo que habrá que buscar alternativas de empleo que no lleven asociada esos problemas de contaminación.

 

Fuente: DICYT

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768