Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

005.- Los rectores califican el sistema universitario de 'excesivo' y opinan que toca 'ponerlo en su sitio'

4/10/2008

ENTREVISTA A LOS RECTORES DE LAS 4 UNIVERSIDADES PÚBLICAS
Los rectores califican el sistema universitario de 'excesivo' y opinan que toca 'ponerlo en su sitio'
Los rectores abordan de manera conjunta la situación actual de las universidades
Puestan por un pacto de financiación y la mejora de las estructuras de gestión
Actualizado sábado 04/10/2008 13:52 (CET)
ICAL
VALLADOLID.- La agencia de noticias Ical reunió esta semana a los rectores de las cuatro universidades públicas de Castilla y León (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) para abordar de una manera conjunta y exhaustiva la situación actual de estas instituciones, los retos de futuro y las dificultades financieras por las que atraviesan para asumir la triple dimensión que tienen encomendada: docencia, investigación y transferencia de conocimiento. En los 'Desayunos Ical', los rectores apostaron por un pacto de financiación y la mejora de las estructuras de gestión, al tiempo que aportaron las pautas para la mejor adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y las líneas para el nuevo mapa de titulaciones que se debatirá en torno al mes de diciembre.

Los cuatro coincidieron en que la presentación en el exterior de Castilla y León como comunidad universitaria debe ser conjunta, pero en otras materias, como en la implantación de una nueva facultad de Medicina en la región, expresaron abiertamente sus diferencias. Alfonso Murillo Villar (Burgos), José Ángel Hermida Alonso (León), José Ramón Alonso Peña (Salamanca) y Evaristo Abril Domingo (Valladolid) respondieron durante más de dos horas a las preguntas de media docena de periodistas. El encuentro tuvo lugar el miércoles, 1 de octubre, en el edificio del Grupo Promecal en Valladolid.

En esa cita, los cuatro representantes de las instituciones académicas públicas mostraron su deseo de convertirse "en la locomotora de desarrollo" para Castilla y León, así como de crear "Comunidad" a través de estas instituciones, si bien señalaron las dificultades económicas que sufren para trabajar en este objetivo.

El rector de la Universidad de Salamanca, José Ramón Alonso, (nacido en Valladolid en 1962, es doctor en Biología y Catedrático en Biología Celular y rector desde marzo de 2007), aseguró que el sistema universitario de Castilla y León es "probablemente tan bueno o mejor que otros sistemas o estructuras que hay en la Comunidad Autónoma". "Queremos ser la locomotora de desarrollo, crear comunidad e impulsar la creación de empleo y de riqueza, pero llegamos hasta donde llegamos con los recursos que tenemos".

Para ello, reivindicó "programas ambiciosos con un compromiso de las partes", colaborar más con la empresa privada y estar "más abiertos a la sociedad". "Movernos en ámbitos distintos, salir de los distritos universitarios, salir de nuestro país, un tema para el que estamos perfectamente preparados", recalcó Alonso.

Con este objetivo, las cuatro universidades públicas de la región están dispuestas a trabajar en coordinación para salir al exterior y dar una imagen "de espíritu" de universidad de Castilla y León "que haga competitivas a las cuatro" y que tenga como política "que las cuatro hagan un frente común ante el exterior" y no entre ellas, según señaló el rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo (nacido en Ibrillos, Burgos, en 1960, es catedrático de Derecho Romano y rector desde junio de 2008).

En este sentido, el rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida (nacido en León en 1956, es catedrático de Matemáticas y rector desde junio de 2008), tras asegurar que es necesario colaborar entre estas instituciones, consideró que la competitividad de las universidades de la Comunidad más que en el ámbito global hay que verla en torno a las titulaciones porque desde este prisma "existen titulaciones muy competitivas internacionalmente en todas y en cada una de las universidades". Apostó por la "lengua" como uno de los principales baluartes de la internacionalización porque en Castilla y León están "los mejores profesores de español", recalcó.

Por su parte, el rector de la Universidad de Valladolid, Evaristo Abril (nacido en Teruel en 1961, es catedrático de Teoría de la Señal y Comunicaciones y rector desde el año 2006), se refirió a las titulaciones que tienen poca demanda y sobre si es necesario agrupar o que cada universidad se especialice en alguno de ellas. Para Abril se ha creado "un sistema universitario excesivo en toda España y ahora es el momento de volverlo a poner en sus justos términos", ya que se ha pasado de una etapa de creación de universidades, facultades y títulos. "Ahora hablamos de reducir".

"Lo que creo es que si al final lo único que hacemos las universidades es pasar los títulos de cinco a cuatro años no estamos haciendo bien nuestro trabajo", aclaró. Añadió que no se habla de competitividad porque se pongan unos títulos u otros, sino que pasa por que éstos sean "distintos", por que cuenten con capacidades transversales, como pueden ser conocimiento de idiomas, informática o capacidades de comunicar. "Si al final hacemos una mera adaptación no seremos competitivos", apostilló Abril.

Al respecto, el máximo dirigente del Rectorado de León recordó la necesidad de que las universidades tengan grados similares, pero con algún tipo de especialización y que la colaboración entre ellas se lleve a cabo a través de los postgrados. Es decir, hacer postgrados diferenciales "que sean atractivos para las personas de la Comunidad y las de fuera". "Los postgrados van a ser lo que va a diferenciar a las universidades y es ahí donde se tiene que establecer la colaboración".

En este sentido, el rector de la UBU consideró necesario que se implanten las titulaciones "justas", al tiempo que apostó por que se procure que sean titulaciones nuevas, que no existan en la región y que permitan traer estudiantes hasta Castilla y León.

Financiación universitaria
En lo que se refiere a otro de los principales asuntos de debate, la financiación universitaria, los cuatro rectores coincidieron en la necesidad de establecer un nuevo modelo que permita paliar las deudas que tienen tres de las universidades (Burgos, 13 millones de euros; Salamanca, 50 y León, diez) ya que Valladolid por el momento no registra endeudamiento.

Todos anhelan la "tranquilidad" que les permita pagar al cien por cien las nóminas y los gastos corrientes de sus instituciones, algo que no logra cubrir el Contrato-Programa firmado con la Junta. A partir de ahí, se podría establecer una "financiación por objetivos", señaló el rector de la USAL. "No podemos vivir obsesionados con lo que hace falta para el día a día. Si se quita esa losa las universidades vuelan", recalcó Alonso.

El rector de la Universidad de León añadió que esta situación económica distrae a las instituciones académicas del "auténtico objetivo, que es la docencia", lo demás, dijo, es "colateral". "En definitiva, lo que queremos es tranquilidad, que nos dejen hacer nuestros proyectos y para eso tenemos que tener una tranquilidad, que no nos distraigan de nuestro auténtico objetivo que es la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento. No podemos ahogar los avances de la universidad porque en estos momentos son claves para la sociedad".

Murillo calificó también de "muy delicada" la situación económica de la UBU algo que les está impidiendo realizar numerosos proyectos, advirtió: "O la Junta palia esta situación o no lo vamos a pasar nada bien". Además, añadió que las universidades están en una dinámica de crear infraestructuras que generan gasto. Apostó por impulsarlas, pero cuando éstas sean capaces de generar ingresos. Según el rector de la Universidad de Burgos esta "política de supervivencia" está impidiendo progresar a las universidades y "en esa dinámica, si no tenemos resuelto el día a día no podemos pensar en el futuro".

El rector de Salamanca aseguró que la Universidad, "como servicio público que es", debería tener la parte cubierta de sus gastos porque, de lo contrario, lo que está sucediendo es que se producirá un deterioro progresivo de la situación, algo en lo que coincidió el rector de León, quien resaltó la necesidad de que quede claro que es un servicio público. Alonso destacó que todas las universidades están haciendo esfuerzos para "buscar dinero" a través de cursos de verano y distintas actividades porque en la actualidad con el Contrato-Programa no es suficiente.

Su homólogo en la Universidad de Valladolid añadió que aunque en estos momentos no tiene deuda, lo que proviene del acuerdo con la Junta supone el 95% de las nóminas y el 5% restante, que cifró en 6,5 millones de euros en su caso, debe salir de otras actuaciones que no se podrán realizar. Por ejemplo, recordó que a la Universidad de Valladolid le costará 4.000 euros cada profesor de Escuela Universitaria que por ley tiene acreditado el título de profesor titular.

Por su parte, el rector de la Universidad de León apostó por que se configure "un pacto por la financiación de las universidades públicas". Desde su punto de vista, es necesario que se conozca en términos de Producto Interior Bruto (PI) qué es lo que la sociedad quiere destinar a la Universidad y qué es lo que la sociedad demanda de las universidades. "La responsabilidad no se puede lanzar sólo en una misma dirección. Tenemos que tener la garantía de que el abrir la universidad esté garantizado como servicio público, porque no puede ser que los rectores estemos a otro tipo de cosas". "El no tener muchos recursos no exime de utilizarlos bien a través de la imaginación", consideró.

En este sentido, el Abril consideró que el pacto debería ir por dos caminos. En primer lugar, con todo lo relacionado con el profesorado, que es un tema "complicado" por la diferencia de plantillas entre unas universidades y otras. Por otro lado, se debe tener en cuenta que cuando la Junta da presupuesto para la creación de nuevos edificios en él no se incluyen los gastos de funcionamiento de esa nueva infraestructura. "Por un lado hablamos del capítulo 1, pero habría que hablar de una vez por todas de lo que es el gasto corriente".

Además, para paliar este déficit de recursos las universidades tienen que buscar mecanismos de financiación privado a través de empresas. Los cuatro rectores plantearon la necesidad de que se apliquen prejubilaciones en la Universidad. En este sentido, el rector de León consideró necesario esta medida ya no sólo por la financiación, sino también por rejuvenecer el sistema.

Adaptación
En cuanto a cómo se encuentra el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, sólo Salamanca ha acreditado cuatro de sus títulos. En las otras tres se está trabajando en la aprobación de los planes. El rector de la USAL aseguró que "el ritmo de adaptación va muy bien" con esas cuatro acreditaciones y otros 35 en distintas fases. El nuevo mapa, dijo, permitirá que la universidad sea "más competitiva y atractiva para la sociedad". "La adaptación va a ser una magnífica noticia que hay que afrontar con esperanza".

Por su parte, en Valladolid, según comentó Evaristo Abril, hay numerosos centros que están trabajando para que "en el próximo curso sea una realidad" la adaptación. Ya existen planes pilotos donde se analizan esos planes de estudio con la nueva metodología donde "la idea fundamental es el alumnos y el aprendizaje", destacó.

La Universidad de León, que según su rector, antes de las vacaciones estaba algo más retrasada en el proceso, este verano ya ha estado trabajando a distintos niveles para presentar 18 planes de estudio a la Consejería y verificarlos ante el Ministerio. Mientras, desde Burgos, el rector Alfonso Murillo confió en que el trabajo que se está desarrollando desde la institución permita implantar en el curso 2009-2010 estas nuevas titulaciones. "Es un trabajo continuo y el año mágico es 2010".

Nueva facultad de Medicina
La polémica surgida en los últimos meses sobre la necesidad o no de una tercera facultad de Medicina en Castilla y León que complete la oferta existente en Valladolid y Salamanca es el asunto que más discrepancias generó entre los rectores durante los 'Desayunos Ical'. Así, mientras los rectores de Burgos y León lo consideran necesario, los de Valladolid y Salamanca se opusieron.

En primer lugar, el rector de la Universidad de Burgos, quien prometió "lealtad institucional" a la decisión del Gobierno regional, aclaró que en caso de que se plantee una nueva facultad de Medicina "Burgos reúne las condiciones óptimas" para acogerla. Además, instó a la Junta a que haga público y "explique por qué no quiere crear otra facultad con datos, con cifras y con argumentos".

El rector de León justificó su defensa en que él, como rector, es copartícipe de lo que le pide la sociedad leonesa, al tiempo que mostró su "lealtad" a las decisiones del Gobierno regional dado que también forma parte del sistema universitario de Castilla y León. Sin embargo, reiteró que al formar parte de una sociedad como la leonesa tiene que dar cuenta de sus preocupaciones y por ello, insistió, su papel está en ello y en recordar que su "Universidad está preparada para recibir la facultad de Medicina".

Por el contrario, los rectores de Salamanca y Valladolid se mostraron contrarios a que se construya una nueva facultad de Medicina. Así, Evaristo Abril defendió la postura de la Junta y sus explicaciones que, dijo, "son claras". Aseguró que una nueva facultad costaría entre 50 y 60 millones de euros para formar a un centenar de médicos. "Seguramente, repartidos entre Valladolid y Salamanca el coste económico sería bastante menor". "Sería una irresponsabilidad por parte de la Junta en un momento en el que se habla de ajustes presupuestarios", sentenció.

Del mismo modo, el máximo dirigente de la USAL consideró que "sería un desastre para el sistema universitario de Castilla y León una nueva facultad de Medicina" porque supondría "formar a los peores profesionales de España", dado que al menos en los primeros años "siempre es así". A su juicio, la Junta se niega a poner una nueva facultad "por sensatez" porque "esos fondos se detraerían de otras cosas y, además, generaría una dinámica perversa en el sistema universitario".

Ante esto, Abril hizo una reflexión sobre que las universidades tienen que lograr que todo el capital humano que se forma en Castilla y León se quede en la Comunidad porque "cuesta mucho dinero". Además, consideró que es necesario resolver el problema del sistema sanitario para hacerlo atractivo y que los facultativos se queden en Castilla y León.

 

Fuente: El Mundo

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768