Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

008. Nuclenor dice que la continuidad de Garoña generaría 350 millones en diez años

29/11/2009

La empresa gestora de la central considera complementarios el plan del Gobierno para la zona y renovar la licencia una década más

 

Nuclenor estima que la continuidad de la central de Santa María de Garoña en Burgos durante diez años más, como recomendó el Consejo de Seguridad Nuclear, supondría la consolidación de un millar de empleos directos y permanentes, 150 millones de euros en inversiones en la planta, así como otros 350 millones en impacto directo por compras, contrataciones, generación de trabajo y pago de impuestos para la zona norte de la provincia.

Así lo asegura el director de Comunicación de la empresa gestora de la planta, Antonio Cornadó, en un artículo de opinión publicado hoy en Diario de Burgos y el Día de Valladolid, titulado ?Plan Garoña: Nuevos argumentos para defender la continuidad de la central?. Cornadó no entra a valorar las medidas propuestas para la ?dinamización? de la zona, a las que da la ?bienvenida?, pero determina que el mejor ?Plan Garoña? es, ?sin duda?, la suma de estas medidas propuestas por los poderes públicos más la continuidad de la planta, ?que nadie ha cuestionado desde la óptica técnica?.

 

Desde Nuclenor ven con ?perplejidad la retahíla de declaraciones y argumentos en torno al ?Plan Garoña?, que tienen mucho que ver con la decisión de autorizar el funcionamiento de Santa María de Garoña únicamente hasta el año 2013, en lugar de concederle un permiso por diez años en junio?. Desde entonces, señala la empresa, las críticas a la decisión sobre el futuro de la planta ?han llovido? desde todos los sectores de la sociedad burgalesa y de Castilla y León, ?no sin razón?, ya que a su juicio, ?va en contra del sentido común y de la común opinión de todos los implicados?, lo que ha provocado un ejemplo de unidad ?bastante insólito?, desde propietarios, gestores, empleados y todo un entorno de una instalación industrial que ?quieren continuar con su actividad, para la que cuentan con el visto bueno del organismo técnico competente?.

 

Todo ello se apoya, según explica Cornadó, en la defensa de la idea común de mantener una empresa que funciona y que ?ha logrado el apoyo y la solidaridad de una muy buena parte de las instituciones y de la opinión pública?. Por lo visto estos meses pasados, espeta el articulista, ?se diría que el conjunto de la sociedad civil es favorable a la continuidad de Garoña hasta el 2019 y unos pocos quieren limitar su funcionamiento?.

 

Razones esgrimidas

Lo más ?insólito? de la decisión del Gobierno, según Nuclenor, son algunas de las razones esgrimidas para justificar el cese anticipado del funcionamiento de la planta. Al respecto, rechazan que para implantar el ?Plan Garoña? y que éste tenga ?éxito? sea necesario cerrar la central. Aún más, critican que se quiera hacer ver que ?el cierre arbitrario de la séptima empresa burgalesa por volumen de facturación y décimo séptima de Castilla y León es lo que realmente va a posibilitar el desarrollo de la zona de las Merindades?.

 

Con esta forma de argumentar, lamenta Cornadó, ?parece que se busca alumbrar una nueva teoría económica que consiste en afirmar con vehemencia que eliminando empleo se consigue crearlo; que restando actividad económica se logra dinamización empresarial; que eliminando empresas productivas, en definitiva, se logra mejorar el desarrollo económico regional?. ?La explicación de esta nueva realidad económica se podría enunciar así: para sumar es preciso restar?, matiza.

 

?Garoña no es un freno?

Otra crítica que realizan desde la empresa en el artículo de opinión es que durante las últimas semanas se repita la idea de que la central de Garoña haya representado un ?freno? para el desarrollo de la comarca y de Burgos. Cornadó contesta a estas declaraciones con datos ?tozudos que desmienten con contundencia esta afirmación?.

 

Así, pone en conocimiento que los estudios sobre la incidencia económica y social de la central en su zona de influencia ?Universidad de Burgos para Nuclenor, 2004 y 2007; y la consultora especializada Boston Consulting Group (BCG) para Nuclenor 2007- señalan ?sin la menor duda el efecto dinamizador del funcionamiento de la planta en la economía de toda la zona norte de la provincia de Burgos?.

 

Esta afirmación se comprueba, según Cornadó, de una forma ?sencilla? en los estudios estadísticos realizados, singularmente en los del Instituto Nacional de Estadística, la Junta de Castilla y León y en los anuarios publicados anualmente por entidades como Banesto o La Caixa. En ellos aparece de forma ?inequívoca? que la población de las localidades de la zona de influencia han estabilizado sus censos con la consolidación del funcionamiento de la central, especialmente a partir del comienzo de los años ochenta.

 

También argumenta que el análisis de los principales parámetros económicos de los ayuntamientos del entorno (presupuestos, inversiones, etc.) indica que éstos son superiores a los municipios similares de Burgos y a la media de los presupuestos municipales provinciales. Además, el índice de actividad económica del Valle de Tobalina, por ejemplo, es 20 veces superior al de poblaciones semejantes de la provincia y su índice turístico es cuatro veces mayor.

 

Otro dato que esgrime Cornadó para justificar la continuidad de la planta es que los índices de industrialización de la zona están muy por encima de la media provincial y autonómica y que la población de la zona de influencia representa algo más del diez por ciento del conjunto de Burgos, mientras que su peso industrial representa cerca del 14 por ciento provincial. También analizó las tasas de desempleo, que en la zona de Garoña se ha mantenido siempre por debajo de la media provincial y regional desde el inicio del funcionamiento de la planta, tal como se recoge en los datos estadísticos de la Junta de Castilla y León y del Inem.

 

Como último dato, justifica que la evolución histórica de los índices de desarrollo y calidad de vida (líneas telefónicas, viviendas por habitante, licencias comerciales, vehículos, entidades financieras por habitante, etc.) presenta índices superiores a Burgos y Castilla y León, ?coincidiendo con la consolidación del funcionamiento de Garoña?.

 

En definitiva, asegura que los datos evidencian que las necesidades derivadas del funcionamiento de la central han posibilitado el desarrollo de un tejido empresarial especializado en actividades industriales concretas y que éstas ?han mejorado la calidad de vida de las personas que viven en Las Merindades?. De hecho, habitualmente más de 50 empresas y cerca de 700 personas colaboran de forma directa y permanente con Nuclenor en la central de Garoña.

 

Como conclusión, Antonio Cornadó explica que en la actual coyuntura económica y social ?no sobran? empresas y ?prescindir de industrias que funcionan de manera eficiente, que generan empleo, que son referentes industriales en su sector y en su entorno, que son sostenibles ambientalmente y competitivas económicamente, es un lujo difícil de explicar e imposible de entender?.

Fuente: Opinión de Zamora

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768