Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

017.- Mugabe, un garbanzo negro en el potaje de la FAO

4/06/2008

Mugabe, un garbanzo negro en el potaje de la FAO
La presencia del presidente, que llevó a Zimbabue a la ruina alimentaria, causa polémica
Archivado en:internacional, robert mugabe, fao, alimentación
Por MARÍA SÁNCHEZ DÍEZ (SOITU.ES) Actualizado 03-06-2008 18:52 CET
Robert Mugabe, el dictador que ha dominado despóticamente Zimbabue desde la fecha de su independencia, tiene prohibido el ingreso en territorio europeo. Sin embargo, como no se puede impedir su presencia en actos de la ONU, hoy ha asistido como tantos otros jefes de Estado y de Gobierno a la cumbre que la FAO celebra en Roma para tratar de detener el alza en los precios de los cereales que amenaza con sumir en la malnutrición a millones de personas en el mundo, especialmente en los países más pobres.

 ALESSANDRO DI MEO (EFE)El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, durante su intervención en la cumbre de la FAO.
Su presencia en la capital italiana no ha dejado indiferente a la comunidad internacional y ha resultado especialmente molesta para Gran Bretaña y Australia, dos de los países más críticos con la dictadura, que acumula sanciones de todos los organismos internacionales y que ya no obtiene créditos de ninguna institución. Stephen Smith, ministro de Exteriores australiano ha calificado de "obscena" su presencia en la cumbre. "Éste es el hombre que ha presidido sobre la hambruna de su gente", declaró.

Para muchos, la presencia del dictador en una reunión que trata de paliar los efectos devastadores del aumento de los precios de los cereales resulta paradójica: si algo parece saber el presidente de Zimbabue sobre hambruna y malnutrición es más bien cómo provocarla. Bajo su mandato, el país ha alcanzado la tasa de inflación más alta del mundo (se calcula que, al menos, alcanza un 165.000%) y se ha erigido como una de las economías más desastrosas del continente africano.

Una reforma agraria violenta y de resultados desastrosos
Mugabe, al que la comunidad internacional acusa de hundir a parte de su país en la más absoluta miseria, puede presumir particularmente de haber destruido casi completamente el sector agrícola medianamente próspero de un país que hasta hace pocos años era conocido como "el granero de África". ¿Cómo lo consiguió?

La redistribución de las tierras era una vieja promesa para Mugabe quien, en el año 2000, tras perder un referéndum, decidió acometer una reforma agraria demandada especialmente por la población negra y pobre de un país en el que las granjas estaban en poder de un reducido porcentaje de población blanca.

El Gobierno incitó a la ocupación con una premisa muy simple: quien quiera una granja, que la coja. Lo que podría haber sido un reparto justo de la tierra se convirtió en un baño de sangre que tuvo como principales protagonistas el asesinato y la violación de los propietarios. Según datos de la ONG Amani Trust, el 71% de los granjeros sufrió torturas en medio de la más absoluta impunidad.

"La reforma agraria sólo fue una cadena de desastres concatenados que llevó a una situación desastrosa", explica Carlos García Rivero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Burgos y experto en política zimbabuense. La pretendida redistribución, además, acabó favoreciendo únicamente a miembros de la policía, altos cargos del ejército y personas cercanas al régimen de Mugabe. O sea, personas sin ningún tipo de experiencia y conocimientos agrarios, incapaces de obtener rendimientos de las explotaciones.

Los resultados enseguida se dejaron notar en la economía del país: la productividad sufrió una "caída en picado", la población pobre empleada en las granjas perdió su trabajo engrosando unas altísimas cifras de paro, la violencia ahuyentó la inversión extranjera y las exportaciones disminuyeron enormemente.

Pero, sobre todo, la falta de alimentos dejó al país en una situación de vulnerabilidad y escasez alimentaria que se acrecienta por las malas cosechas, la sequía y las suspensiones de la ayuda humanitaria, la última de ellas a CARE, anunciada hoy en Roma. Según García Rivero, a pesar de la nefasta situación, que se invite a Mugabe a una cumbre como la de Roma "es una frivolidad y una muestra de la incapacidad de la comunidad internacional para conseguir que personajes como él dejen el poder".

Fuente: SOITU

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768