Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
13/03/2008
Se echan la culpa mutuamente y, mientras tanto, la "casa por barrer". Según un estudio de la Universidad da Coruña los empresarios se quejan de las carencias profesionales de los recién titulados aunque estos, se resisten a reconocerlo. Falta de motivación, de responsabilidad y de capacidad de trabajo en equipo son los principales pecados que los jefes achacan a los jóvenes.

ibercampus.es 12 de marzo de 2008

Las exigencias del mercado laboral y la formación universitaria no siempre van de la mano. Los graduados coruñeses se dan un aprobado en las competencias adquiridas durante la carrera pero los empresarios consideran que necesitan mejorar su grado de responsabilidad, su motivación o la capacidad de trabajar en equipo. Estas son las conclusiones del estudio Competencias profesionales de los universitarios, realizado por el Consello Social de la Universidade da Coruña (UDC), basado en encuestas a 700 licenciados y 203 empresas de la ciudad y su área metropolitana.
El informe pone de manifiesto que empresarios y alumnos no comparten los mismos intereses. Mientras para los universitarios una de las competencias más valoradas es el poder trabajar de forma independiente -le dan una nota de 4,9 sobre 7-, este es el aspecto (dentro de diecinueve items a analizar) que menos importancia tiene para las compañías. Lo mismo ocurre con las habilidades interpersonales o la capacidad de análisis y síntesis, que los estudiantes sitúan entre sus mejores bazas una vez abandonada la facultad y los empresarios, en la cola de las exigencias que realizan a sus trabajadores.

Los directivos de las compañías tienen claro lo que buscan en su futuro empleado: una persona responsable, con capacidad de aprender, resolver problemas y organizar, así como ser capaz de trabajar en equipo o tener motivación. En el lado opuesto se sitúa la posibilidad de que el joven pueda trabajar de forma independiente o sus habilidades para gestionar información, como los requisitos que menos valoran los empresarios. A la cola de las exigencias del mercado laboral también se encuentran los conocimientos propios de cada profesión, a la que los empresarios sólo otorgan un 5,4 sobre 7 puntos. En este sentido, las empresas grandes (de más de 250 empleados) son las que menos importancia otorgan a la formación académica del trabajador con una nota de 5,2, frente a las medianas (5,6) y las pequeñas (5,3).

En función del tamaño de la compañía, también varían las cualidades que deben poseer sus trabajadores. Para el sector, lo más importante es la responsabilidad de sus empleados pero mientras para las pequeñas industrias (de uno a 49 trabajadores), lo siguiente más valorado es que el universitario presente motivación por su trabajo (6,3), para las medianas (de 50 a 250 empleados), es más relevante que el joven tenga capacidad para organizar y planificar; y las grandes empresas prefieren que el empleado pueda trabajar en equipo y tenga capacidad de aprendizaje.

El informe de la UDC revela que, paradójicamente, algunas de las principales exigencias del mercado laboral son consideradas para los alumnos como las competencias en las que están mejor preparados al obtener su título universitario. Para los recién graduados, su mejor habilidad es su poder de aprendizaje (5,4), seguida de su capacidad para trabajar en equipo (5,03), el análisis y la síntesis de la información (5) y su preocupación por la calidad y mejora (4,9). Sin embargo, los licenciados coruñeses reconocen que fallan en la toma de decisiones (sólo le otorgan una puntuación de 4,2), en la aplicación de los conocimientos en la práctica (4,3) o en la resolución de problemas (4,3).

La valoración de su aprendizaje y sus capacidades para entrar en el mundo laboral son diferentes en función de la rama educativa que hayan elegido.

EArquitectura e Ingeniería. Los alumnos coruñeses de esta rama educativa consideran, en general, que su mejor habilidad es la capacidad de aprendizaje (5,6) y la peor, su compromiso ético (4,1). Los datos varían según las titulaciones. Dentro de este área, los licenciados en Informática son los que presentan menor capacidad para la comunicación oral y escrita (3,6), los ingenieros de caminos destacan por su resolución de problemas (5), y lo arquitectos necesitan mejorar su habilidad para organizar tareas (3,8).

ECiencias de la salud. Lo estudiantes de Ciencias de la Salud en la Universidade da Coruña son los que presentan la tasa más alta de compromiso ético (5,43) y resaltan como su mejor competencia el "querer alcanzar nuevas metas" (5,6). Por titulaciones, Enfermería, Podología y Fisioterapia se puntúan con una nota superior a 6 en cuestiones éticas mientras que ven su punto flaco en la capacidad de generar nuevas ideas (4,8).

ECiencias Sociales y jurídicas. Las carreras del área de Ciencias Sociales y Jurídicas sobresalen por su habilidad de aprendizaje (5,3) y necesitan mejorar en la toma de decisiones y la aplicación de lo aprendido en el mundo laboral, con un 4 y un 4,1, respectivamente. En cuanto a las titulaciones, los licenciados en Ciencias Empresariales o Económicas son quienes menos creen haber aprendido en sus cinco años de carrera, al otorgarle un 4,6 de puntuación. Por su parte, los maestros de Educación Primaria, Infantil o especialistas en Educación Física o Audición y Lenguaje consideran que su mejor virtud son sus habilidades interpersonales (5,4) y trabajar en equipo (5,7) mientras que aseguran que, aunque aprueban, necesitarían mejorar su capacidad para resolver problemas (4,3) y el poder proponer nuevas ideas en su entorno laboral (4,5). Los licenciados en Sociología o Logopedia resaltan su capacidad de análisis y síntesis (4,8) y suspenden en su adaptación a nuevas situaciones (4). En el caso de los diplomados en Turismo o Terapia Ocupacional, lo más valorado por sus estudiantes es la motivación por alcanzar nuevas metas (5,8) y lo menos, sus habilidades interpersonales (4,2).

EArte y Humanidades. Los licenciados en titulaciones del área del Arte y las Humanidades resaltan su capacidad para trabajar en grupo (5,4), su preocupación por la calidad y la mejora (5,2) o su responsabilidad en el trabajo (5,1). Sin embargo, creen que deberían salir mejor formados en la aplicación de la teoría en la práctica (4,4) o en la toma de decisiones. En este caso, los diplomados en Educación Social o Biblioteconomía y Documentación se otorgan más de un cinco en su capacidad de producir nuevas ideas, de analizar y sintetizar la información o en su comunicación oral y escrito. Por su parte, los licenciados en cualquiera de las Filologías que imparte el campus coruñés sobresaltan sus habilidades para comunicarse (5,6) y la posibilidad de trabajar de manera independiente (5,4) y se otorgan la menor puntuación en la resolución de problemas (3,9).

Lo estudiantes de Ciencias en la Universidade da Coruña destacan su capacidad para trabajar en equipo (5,2) y su posibilidad de aprender en el empleo (5) mientras que las competencias que menos valoran de sus años de formación son la creatividad (3,9), la organización (4,1) y la toma de decisiones (4,1).

En conjunto, los alumnos de la Universidade da Coruña obtienen, según los autores del informe, una buena calificación y están preparados para su incorporación al mercado laboral. Su puntuación media del uno al siete es de 4,46 mientras que la otorgada por los empresarios no bajó del 5,1. Para el Consello Social, de este modo queda demostrado que los universitarios coruñeses están "suficientemente preparados".

Los empresarios sitúan el margen de mejora en el 20%

La media entre las valoraciones de los años de aprendizaje del estudiantado y las exigencias de las empresas revelan, en el informe elaborado por la Universidade da Coruña sobre Competencias profesionales de los universitarios, que la formación de los alumnos debe mejorar en algunos aspectos hasta en un 20%.

El margen de mejora en el que los directivos de compañías consideran que es más importante obtener nuevos resultados es en la resolución de problemas por parte de los empleados (debe mejorarse un 29%). Además, para los empresarios de A Coruña y su área metropolitana, los universitarios deben mejorar en un 27% su capacidad para tomar decisiones en su puesto de trabajo, un 25,77% su habilidad para poner en práctica todo lo aprendido durante la carrera, un 23% el grado de responsabilidad y la motivación y un 22,6%, su compromiso ético y la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones.

Lejos de estos porcentajes, los estudiantes también deben mejorar , según los empresarios, sus conocimientos (15%), la comunicación (19%) y el trabajo en equipo (17%).

Los universitarios cobran una media de 1.414 euros al mes

El salario medio bruto mensual de los titulados españoles, cinco años después de haberse graduado, es de unos 1.414 euros, sin horas extras, y 1.495 incluyéndolas, según una macroencuesta elaborada por Aneca entre 48 universidades. Una situación que deja a España como el país con los sueldos más bajos de la UE, sólo superada por la República Checa. El sondeo, que analiza la inserción laboral de los titulados superiores, refleja que tanto en cada una de las ramas de conocimiento como en el conjunto de las mismas se da una significativa evolución entre el sueldo que los titulados lograron en su primer trabajo tras la graduación (762 euros) y el actual.

Por ramas de conocimiento los salarios medios brutos son de mayor a menor cuantía: 2.107 euros para los licenciados en Enseñanzas Técnicas; 1.802 en Ciencias de la Salud; 1.652 en Economía y Empresa, y 1.175 en Ciencias Sociales. En Educación los salarios son de 1.286 euros para diplomados y 1.222 para licenciados, y en la rama de Humanidades de 1.256.

Fuente: Laopinioncoruna.es

 

Fuente: Ibercampus

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768