Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

AIDA

Imágen de la ópera Aida  

Giuseppe Verdi  

Duración Aproximada:         4 h.

 

Ficha Artística 

Temporada 2007 / 2008

Título                                                                     Aída
Dirección de escena                                               José Antonio Gutiérrez
Escenografía                                                          Joseph Mestres / Jordi Castells
Vestuario                                                               Franca Squarciapino
Coreografía                                                            Ramón Oller
Iluminación                                                            Albert Faura

Coproducción: Gran Teatro del Liceo

Festival Internacional de Música de Santander
 

Fecha: 28/11/07a las 20:00 horas

 

Director Musical
Aída
Amneris
Radamés
Amonasro
Ramfis
Rey
Sacerdotisa
Missatger  
 
 
 
Daniele Callegari
Micaela Carosi
Marianna Cornetti
Marco Berti
Ambrosio Maestri
Andrea Papi
Stefano Palatchi
Begoña Alberdi
Josep Fadó
 

Ópera en cuatro actos. Libreto de Antonio Ghislanzoni. Música de Giuseppe Verdi. Estrenada el 24 de diciembre de 1871 en la Ópera de El Cairo. Estrenada en Barcelona el 16 de abril de 1876 en el Teatro Principal. Estrenada en el Gran Teatre del Liceu el 25 de febrero de 1877

 

Síntesis Argumental

Imágen de la ópera Aida Aida (1871), obra de madurez de Giuseppe Verdi, situada en el mundo de los grandes faraones del antiguo Egipto -escrita por encargo del jedive de este país y estrenada en El Cairo-, es probablemente la ópera más popular de la lírica italiana. La célebre acogida triunfal de los guerreros al son de las trompetas del segundo acto, «Gloria all'Egitto», o la conocidísima aria de tenor «Celeste Aida, forma divina» del primer acto son referentes inequívocos, para bien y para mal, del mundo de la ópera.

Pero a pesar de su carácter próximo a la grand opéra francesa, con escenas llenas de pompa y esplendor y gran despliegue orquestal y coral, el drama esencial -el amor de los protagonistas sacrificado a los intereses del poder- tiene un refinado tratamiento intimista y los dos planos -individual y colectivo- no se integran sino que se superponen en una ópera brillante y emotiva a la vez.

El argumento trata de los trágicos amores del guerrero egipcio Radamès y la esclava etíope Aida, prisionera al servicio de la princesa egipcia Amneris, la cual ama también al guerrero. El ejército etíope invade Egipto y el rey, siguiendo las órdenes de Isis formuladas por la poderosa casta sacerdotal, nombra a Radamès capitán de los ejércitos. Aida es en realidad hija del caudillo y rey etíope Amonasro, que se encuentra entre los prisioneros resultantes de la gran victoria de Radamès. El rey concede al guerrero la mano de su hija Amneris, ante la desesperación de los dos enamorados.

Imágen de la ópera Aida En una entrevista secreta entre Aida y Radamès, ésta, presionada por su padre, consigue que el guerrero le revele -sin ser consciente de que los escuchan- los planes militares egipcios. Sin embargo, el complot fracasa y Radamès es juzgado y condenado por los sacerdotes, a pesar de la intervención de Amneris,

a ser enterrado vivo. Aida consigue introducirse en la cámara mortuoria y los amantes mueren juntos con serenidad y firmeza. Además de los mencionados fragmentos musicales, son momentos espléndidos, esperados por el público, las arias de Aida «Ritorna vincitor!» y la nostálgica «Oh patria mia, mai più, mai più ti rivedrò!», los dúos de amor entre los dos protagonistas, las intervenciones de la atormentada Amneris o los coros sacerdotales.

Uno de los grandes atractivos de esta producción que el Liceo ha recuperado en los últimos años es la escenografía de Josep Mestres Cabanes, estrenada en 1945, que el escenógrafo consideraba el modelo de su concepto de «ángulo maestro» en su Tratado de perspectiva publicado en 1964, de un ilusionismo casi mágico, obtenido por medio de las técnicas más depuradas de la perspectiva, de los interiores de templos y palacios y del paisaje egipcio

 

Información complementaria

Se sitúa en Egipto, en la época de los grandes faraones, dentro del marco de una campaña militar de los egipcios contra los etíopes, que amenazaban con invadirles, y que se saldó con la victoria de los egipcios y la cautividad de Amonasro, el rey etíope. En este contexto se sitúa el amor del jefe militar egipcio -Radamès- y de la esclava etíope Aida, hija de Amonasro. Se trata, pues, de un amor, como sucede a menudo en los dramas románticos, más poderoso que el odio entre los pueblos, la diferencia de posición social, las amenazas y seducciones de Amneris -hija del rey de Egipto enamorada también de Radamès- y más poderoso que la traición de Aida quien, por patriotismo, fuerza a Radamès a confesar sus planes militares, hecho que le llevará a ser enterrado vivo por alta traición.

Imágen de la ópera Aida Aida fue un encargo realizado a Verdi por el jedive de Egipto, Ismail Bajá, uno de los dirigentes más destacados del Egipto moderno, para ser estrenada en el Teatro de la Ópera de El Cairo, inaugurado dos años antes, en 1869 -año de apertura del canal de Suez- con Rigoletto . Es por ello que en esta ópera existe la voluntad, muy propia del siglo XIX, de hacer un gran espectáculo próximo a la grand opéra francesa, con escenas llenas de pompa y esplendor, así como un gran desplegamiento orquestal y coral, que evocase el esplendor del antiguo Egipto. Pero Aida es todavía mucho más, es una ópera lírica e intimista dedicada a expresar los sentimientos de amor, celos, nostalgia o humillación que los personajes viven en intrigas de alcoba, declaraciones amparadas por la noche o ahogadas entre las piedras de una cámara mortuoria.

Estrenada en Barcelona en 1876 en el Teatro Principal, al año siguiente fue traída a nuestro Teatro, donde se convertiría en el título más veces representado en su historia. Uno de los grandes atractivos de esta producción, recuperada por el Liceo, es la escenografía de Josep Mestres Cabanes, estrenada en 1945, en la que había trabajado durante veinte años y que el escenógrafo considera el modelo de su concepto de «ángulo maestro » en su Tratado de perspectiva publicado en 1964. El arte de Mestres Cabanes se adscribe a una estética realista a la cual aplica, con voluntad historicista, una gran densidad compositiva llena de detalles y complementos decorativos que subrayan el efectismo y la suntuosidad escénicos. Pero, al mismo tiempo, su rigor constructivo crea prodigiosos efectos de luz y profundidad, dotando al conjunto de una bellísima armonía.

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768