Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

Universidad-empresa, trampolín de proyectos innovadores

OTRI

  

Universidad-empresa, trampolín de proyectos innovadores

En Castilla y León hay 62 planes de emprendedores que se cristalizan al amparo de las universidades públicas de la Comunidad

uni-emp

 

El binomio universidad-empresa se ha convertido en un trampolín para proyectos innovadores de base tecnológica en Castilla y León. Al amparo de las cuatro instituciones académicas de carácter público, las ideas y proyectos de universitarios con espíritu emprendedor han cristalizado formando un total de 62 empresas. Estas ‘spin-off', cuya génesis se produjo en entornos científicos, se han convertido en la pértiga capaz de impulsar el salto del conocimiento al mundo empresarial, especialmente, en un periodo marcado por la crisis económica.

La primera experiencia de una ‘spin-off' surgió en la Universidad de Salamanca hace 14 años vinculada al desarrollo de ‘sotware' para el campo de la citometría de flujo. Esta institución con casi ocho siglos de vida es la que ha conseguido poner en marcha un mayor número de estas empresas, actuando como matriz o incubadora de apoyo para estas iniciativas que persiguen transferir el conocimiento y la investigación científica al mundo empresarial, buscando su aplicación directa en los procesos productivos e incluso su comercialización.

A finales de la década de los 90, la Universidad de León se fijó en su vecina salmantina para echar a andar Vitatene, mientras la vallisoletana puso en marcha su primera ‘spin-off' en 2002, aunque desde entonces suma 15 empresas de este tipo. La cultura emprendedora es la palanca de estas iniciativas, que habitualmente son promovidas por profesores, alumnos o miembros del personal administrativo y de servicios de las universidades. Por ello, constituyen una nueva manera de generar empleo estable y una buena alternativa a otras opciones de trabajo para la comunidad científica.

En Castilla y León, las universidades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid cuentan con el programa ‘T-cue', el acrónimo del proyecto Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa, impulsado por la Junta con fondos Feder en el marco de la Estrategia Regional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación 2007-2013 y de la Estrategia Universidad-Empresa 2008-2011. Así, a pesar de la crisis, ocho nuevas empresas se han creado en el primer semestre del año 2010 en la Usal, mientras las ‘spin-off' de la UVa sostienen más de 40 puestos de trabajo.

También, la ULE cuenta con el plan Legio como aliado, lo que ha movilizado una inversión de unos 40 millones para poner en marcha cinco ‘spin-off', vinculadas a la energía, ganadería, biotecnología, química y biología. La última en sumarse a la carrera de la transferencia del conocimiento al ámbito empresarial ha sido la institución burgalesa, que ya cuenta con una firma especializada en la construcción y la obra civil.

De media en la Comunidad, estos proyectos generan entre uno y cuatro empleos de alta cualificación y su facturación anual ronda los 50.000 euros, aunque existen algunas empresas con unos resultados más abultados. La inversión realizada para su creación suele ser escasa, es decir, unos 3.500 euros, la cantidad necesaria para constituir la sociedad y adquirir algunos materiales puesto que se trata de firmas que se apoyan en el capital humano.

 

Burgos

 

La empresa Ingeniería e Investigación del Terreno fue promovida en por un alumno de doctorado de la Universidad de Burgos en noviembre de 2009 y contó con la colaboración de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI-OTC) de la UBU y del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI). Además, dispone del apoyo del equipo rectoral de la UBU y la colaboración de un grupo de profesores de la Escuela Politécnica Superior, quienes son el vínculo tecnológico entre la empresa y la Universidad de Burgos.

La firma, que tiene su sede en el vivero de empresas de la Universidad de Burgos, oferta servicios especializados de geotecnia avanzada, geología aplicada y prospección geofísica, arqueología, detección de estructuras enterradas y localización de restos arqueológicos mediante técnicas de geofísica. Entre sus clientes, se encuentran Acciona Agua, Ferrovial Agruman o la compañía Pozos y Sondeos del Cantábrico. Su facturación ronda los 40.000 euros, aunque la situación de crisis ha reducido su actividad al descender la licitación de obra civil.

 

León

 

Entre las empresas constituidas en los últimos años con la participación de la ULE destaca ‘ByDT', Bioenergía y Desarrollo Tecnológico. Se trata de una empresa de base tecnológica (EBT) o ‘spin-off' fundada por miembros de la universidad leonesa en junio de 2008. Sus objetivos son asesorar y ayudar a sus clientes a satisfacer las necesidades de suministro de energía mediante el uso de recursos renovables, especialmente de origen biomásico y al mismo tiempo, ofrecer soluciones en la gestión de residuos orgánicos. La firma también participa de forma activa en proyectos de I+D+i relacionados con las energías renovables.

También nacida al amparo de la ULE y especializada en biotecnología, destaca la empresa Bioges Starters. Su actividad se centra en el desarrollo (I+D+i), fabricación y comercialización de productos dirigidos a la industria alimentaria, agropecuaria, medioambiental y farmacéutica. La empresa se constituyó en el año 2002, un año después de que echara a andar ‘Centrotec', Centro Tecnológico de Inseminación Artificial, que se ha convertido en referente a nivel nacional en el campo de la investigación de la raza porcina. Las características de la empresa, ubicada en Campo de Villavidel y que contó en sus inicios con una inversión de 1,5 millones de euros, la convierten en el primer centro de la Comunidad y el tercero a nivel nacional en la mejora de la calidad de la raza porcina.

También, está unida a la ULE Vitatene, cuya actividad se centra en la fabricación de aditivos alimentarios naturales. Su constitución, en 1999, surgió como principal iniciativa diversificadora de la compañía Antibióticos, que por entonces, comenzaba a sufrir la caída de precios de las penicilinas, su principal producción, en los mercados internacionales. Para su puesta en marcha se anunció una inversión que rondaba los 35 millones de euros.

Además de Vitatene, también mantiene el cordón umbilical con la Universidad leonesa Indilab, el Instituto de Diagnóstico Laboratorial, especializado en análisis clínicos veterinarios y que cuenta con un grupo humano formado por biólogos especialistas en análisis clínicos y por veterinarios. Su nacimiento se planteó en el año 2000. El estudio de viabilidad de la idea, se realizó bajo la tutela del Plan Legio, en colaboración con el ‘Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI)', y se materializó en julio de 2006.

 

Salamanca

 

En el seno de la Universidad de Salamanca se han creado un total de 41 empresas ‘spin-off', desde que en el año 1996 naciera la primera de ellas, Cytognos, una firma cuya actividad se centra en el diseño y desarrollo de nuevos programas informáticos y técnicas que proporcionan soluciones innovadoras en el campo de la citometría de flujo.

En la actualidad, cuentan con 25 empleados y sus previsiones de facturación rozan las dos millones de euros.

La actividad emprendedora auspiciada por la institución académica salmantina continúa a partir del año 2000, con la puesta en marcha de ‘Inmunostep', una empresa dedicada a la producción de anticuerpos en ratón para diagnóstico clínico capaces de identificar las proteínas características de enfermedades relacionadas con la sangre, como el sida o leucemia, entre otras.

Del ámbito de la investigación oncológica nacieron Cibasa y Oncostem Pharma, ambas en el año 2002, y Apointech y Biomice, en 2004 y 2007 respectivamente. Una de las empresas más consolidadas es Cibasa, Centro de Investigación Biomolecular Aplicada, que dispone de seis patentes relacionadas con la aplicación y utilidad de diferentes genes y modelos de animales con potencial para el desarrollo de nuevas herramientas diagnósticas, terapéuticas y profilácticas en enfermedades que carecen de tratamientos como el cáncer o la obesidad.

La empresa farmacéutica Laboratorio USAL-A fue creada en 2004 para el desarrollo de protocolos de producción de medicamentos genéricos, fundamentalmente, convirtiéndose en un centro único por sus características en la Comunidad. Aunque en estos primeros años la innovación en el ámbito de la investigación biomédica centró la atención de los emprendedores, los sectores se fueron diversificando hasta encontrar en la actualidad compañías de muy diversas procedencias.

Existen ‘spin-off' dedicadas a la formación, como Clay Formación o Tulecom Group, al ámbito informático, Global PC Desarrollos, ASTRUM Consulting Informático o a la consultoría, como Political Management o Atlantis Grupo Consultor. Además, destacan otras por ser completamente específicas, como VFMR Orders&medals, dedicada a la venta de antigüedades militares, o Natur Futura, que se centra en el exterminio de animales dañinos y la desinfección de cualquier clase.

La guía de empresas creadas en este marco incluye detectives privados, SAVIA, energía solar, Sunhunter XXI, o animación cultural especializada en el ámbito rural, como la que ofrece el grupo Animakultura. Además, tres de las firmas proyectadas aún se encuentran en fase de incubación, Beadline, Protein Reserarch y Saeta, que se centrarán en el ámbito de la biotecnología y la tecnología del agua.

 

Valladolid

 

La primera ‘spin-off' de la Universidad de Valladolid fue la firma Vision I+D que nació en julio de 2002 con un capital inicial de 5.000 euros. Su intención era poner en valor los frutos de la investigación del Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA). Sus cuatro líneas de trabajo son: mejora de filtros y otras ayudas para baja visión, asesoría para la iluminación, informes técnicos y evaluación de tecnología y ensayos clínicos mediante una cámara de ambiente controlado, una infraestructura cuya instalación supuso un desembolso de 500.000 euros, la inversión más importante.

MetaEmotion se fundó en noviembre del 2006 por un equipo de ingenieros con el objetivo de investigar y desarrollar tecnologías pioneras dentro del área del procesamiento avanzado de imagen. Se trata de una empresa, cuya fuerza reside en el equipo de cinco ingenieros informáticos que la compone. Actualmente, está dedicada al desarrollo de soluciones de gestión del tráfico rodado en vías de circulación mediante el análisis de imagen y vídeo en tiempo real, así como en técnicas de visitón artificial para la medicina.

Con el objetivo de convertirse en un referente mundial en tecnologías de la información, echó a andar en noviembre de 2008 Luce Innovative Technologies, una firma que desarrolla soluciones ‘cloud computing' y sistemas de visión artificial para vehículos autoguiados de transporte en líneas de producción. En esa línea, la firma tiene en el mercado un sistema de información geográfica en tres dimensiones. Sin embargo, el año 2009 fue en el que más iniciativas cristalizaron, en concreto, siete.

En enero, surgió Azurote centrada en la investigación en el sector energético trabaja en un estudio de la base aérea militar de Villanubla para reducir los costes energéticos y sobre la valorización de recursos forestales en El Bierzo (León), unas tareas para lo que precisa de dos trabajadores. Más tarde, en febrero inició su actividad La estrategia de Odiseo, una consultora que abarca todos los aspectos relacionados con la filosofía organizativa y que ofrece formación, asesoramiento y ayuda para establecer códigos éticos y de conducta. En marzo, se incorporaron a la nómina de ‘spin-off' Bnewts' y Vitalinnova, cuyos dos responsables participan en el proyecto ‘Vivero Virtual', una herramienta de gestión integral para empresas. También está inmersa en ofrecer servicios de consultoría sobre software libre para entidades locales y pymes.

En la segunda mitad del pasado año vieron la luz otras tres firmas. Además de Simbiosis, que emplea a siete personas, echó a andar Logiciel Software Factory, orientada a ofrecer soluciones sobre gestión de portales web y aplicaciones a medida para sectores como el comercio electrónico o el tratamiento de residuos industriales peligrosos. En el área ambiental, destaca ECM, que con una facturación anual de 125.000 euros, está llevando a cabo la elaboración de un inventario sobre los hongos comestibles de la Comunidad con relevancia socioeconómica. También le han encargado su asistencia técnica sobre la ordenación de los montes en Cáceres o la mejora del hábitat de la nutria en el cerrato palentino.

A pesar del difícil escenario económico, en 2010 se han fraguado otras cinco firmas, plantándole cara la crisis, se trata de Técnicos asociados para el desarrollo y la cooperación, E-Diagnostic Oftalmología, Site, Sal de Tiendas y Technical Proteins Nanobiotechnology, que se ha convertido en la primera empresa europea dedicada al sector de los biomateriales a partir de polímeros proteicos recombinantes. También trabaja en la dosificación inteligente de fármacos y de ADN y en el campo de la ingeniería de tejidos. Actualmente, dispone de dos patentes, por lo que busca empresas para desarrollarlas, así como socios capitalistas.    

 

Fuente: Diario de Burgos

 

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768