Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

Más de 60 científicos relanzan la investigación alimentaria en la UBU

OTRI

 

Más de 60 científicos relanzan la investigación alimentaria en la UBU  

 

La mayoría de los trabajos recogidos en los dos primeros libros editados por la Cátedra Tomás Pascual-UBU ya son aplicados por las industrias punteras del sector agroalimentario.

 

libros

 

De izquierda a derecha, Jordi Rovira, Ricardo Martí Fluxá, José María García Moreno, Sagrario Beltrán e Isabel Jaime.

 

«El futuro está en la calidad y España debe trabajar en este camino para ser más competitiva y avanzar en la productividad». Así lo consideró ayer el presidente del Instituto Tomás Pascual Sanz para la Nutrición y la Salud, Ricardo Martí Fluxá, quien insiste que España ha dejado de ser un país con mano de obra barata y debe aspirar a ser «excelente en algo», también en el ámbito alimentario, y, para ello, añade, «es fundamental la colaboración con la Universidad y con la investigación».


Estas reflexiones las hizo Martí Fluxa en la presentación ayer en la UBU de los dos primeros libros publicados en colaboración con la Cátedra Tomás Pascual Sanz: Nuevas tecnologías en la conservación de alimentos, de las doctoras Isabel Jaime y Sagrario Beltrán, y Cómo aumentar la seguridad alimentaria de mis productos, del vicerrector de Investigación, Jordi Rovira.


Martí Fluxá defendió, en este escenario de continuos cambios y crisis, la I+D+i en la industria agroalimentaria «para ofrecer soluciones nuevas aplicadas a los productos ya existentes o a los nuevos, que puestos en el mercado sean aceptados por los consumidores y les ofrezcan mejoras en la vida». «La innovación genera riqueza y empleo», añadió el presidente de la Fundación, quien recordó que las empresas de marca y las que apuestan por la calidad y la diferenciación, entre ellas las de Castilla y León, «están haciendo enormes esfuerzos e inversiones en este campo».

 

Aportación

 

Las publicaciones presentadas ayer, que resumen el primer año de trabajos y talleres de esta Cátedra y cuentan con las aportaciones de más de 60 prestigiosos investigadores nacionales e internacionales, ejemplifican los frutos de la colaboración entre industria e investigación, especialmente el Departamento de Biotecnología y Ciencia de los Alimentos.


Según explica Jordi Rovira, algunas de las tecnologías que se detallan en los libros han convertido a empresas locales en líderes mundiales en su sector, como es el caso de las altas presiones y la firma burgalesa NC Hyperbaric, y otras del sector cárnico.


«Al consumidor le gustan cada vez más los productos naturales y está esperando que las tecnologías de conservación aplicadas sean cada vez menos agresivas y que, por lo tanto, no modifiquen las propiedades sensoriales de los alimentos». Partiendo de este objetivo, explica Rovira, es necesario vigilar al máximo la seguridad alimentaria y la conservación del propio alimento. «Hay que conocer bien las tecnologías de las que estamos hablando y trabajar con tecnologías combinadas para que al final el resultado sea parecido a la tecnología más segura que es el tratamiento térmico, la esterilización».

 

Jesús Javier Matías

G. Arce / Burgos

 

 

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768