Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

La Universidad de Burgos analiza el uso y abuso de la telefonía móvil en alumnos de ESO

OTRI

 

La Universidad de Burgos analiza el uso y abuso de la telefonía móvil en alumnos de ESO

Un trabajo con escolares en la provincia mostró que cerca de un 10% realizan prácticas abusivas de las nuevas tecnologías

 

El grupo de investigación que dirige el profesor de la Universidad de Burgos Fernando Lara Ortega analiza en la actualidad el uso y abuso de la telefonía móvil en estudiantes de Enseñanza Secundaria Obligatoria, con edades comprendidas entre los 12 y 16 años. Con este trabajo científico se pretende completar otro sobre uso y abuso de las tecnologías de la información y la comunicación que este mismo equipo desarrolló con población escolarizada de la provincia de Burgos y concluyó en 2009. La línea trata de conocer las características del consumo de este tipo de tecnología entre preadolescentes y adolescentes y a los riesgos de adicción a los que se enfrentan.

 

moviles

Imagen de móviles

 

"En estas edades, podemos encontrarnos con facturas mensuales de entre 12 y 15 euros, que bien son asumidas por los padres, o por los mismos usuarios, o pagadas a medias", relata a Fernando Lara. La investigación trata de precisar hasta qué punto se abusan de estos dispositivos. El propio investigador,  catedrático perteneciente al Área de Psicología Evolutiva y de la Educación del Departamento de Ciencias de la Educación, estima que existe "entre un 7 y un 10%" de menores que abusan de las nuevas tecnologías. Además de esta línea, el equipo científico también analiza el uso y abuso de las redes sociales, una forma de conectarse con el mundo a través de las nuevas tecnologías actualmente en expansión, y la formación de los maestros en nuevas tecnologías.

 

Unas jornadas han reunido en Burgos durante estos dos últimos días a profesionales que trabajan con adicciones (psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, educadores sociales, médicos, enfermeros, psicopedagogos), profesionales del ámbito de la educación, la salud y las ciencias sociales, profesores de la universidad, médicos y estudiantes para discutir sobre adicciones y educación y reflexionar, entre otros aspectos, sobre las nuevas adicciones químicas y tecnolúdicas, el abuso de las nuevas tecnologías y de la televisión, el uso de sustancias y los trastornos psicopatológicos y su tratamiento. Según recordó a DiCYT Fernando Lara Ortega, las principales conclusiones del encuentro han sido: centrar el concepto de 'adicción', ya que existen diversos enfoques al respecto; observar dónde se encuentran los mayores porcentajes de riesgos; analizar las nuevas drogas de diseño y concienciar sobre este problema a los futuros docentes.

 

Estudio en escolares en Burgos

 

En un estudio sobre uso y abuso de nuevas tecnologías entre escolares (de entre 10 a 18 años) realizado con 2.100 alumnos de la provincia de Burgos entre 2007 y 2009, y financiado por las empresas Autocid y Nuclenor, el equipo de la UBU mostró que el 42 por ciento de los participantes manifestaba que es el teléfono móvil el aparato del que más les costaría desprenderse, lo que muestra una cierta dependencia de este tipo de tecnología. Ese trabajo, que se mostró al público en las jornadas, también mostraba que el 10% afirma estar mucho tiempo solo, "lo que nos plantea nuevos interrogantes, ya que paradójicamente estamos rodeados de aparatos que tienen como finalidad la comunicación", reza el estudio. Un 10% de personas entrevistadas reconocía abusar de las nuevas tecnologías.

 

El trabajo mostraba también otros hábitos. Casi todos los alumnos, según el informe, el 79'8 por ciento concretamente, afirmaban poseer una videoconsola en su casa y un 8'8 por ciento de los varones dedicaba 25 horas o más a la semana a jugar a juegos electrónicos. En cuanto al teléfono móvil, el 58'7 por ciento manifiesta no apagarlo en lugares en los que está prohibido su uso. Algunos alumnos declararon recibir hasta 400 perdidas semanales. También parece que hay una mayor tendencia a utilizar el móvil como herramienta para escuchar música. Por otra parte, en cuanto a la televisión, el 85,8%, afirma tener dos, tres o más televisores en casa. El estudio se realizó antes de la eclosión de las redes sociales, pero su coordinador considera que estos datos no han quedado obsoletos. "Hay un porcentaje de chavales a los que si les quitas la conexión a Internet pueden llegar a grados de irascibilidad a corto plazo similares a los de un fumador cuando se ve privado de tabaco o a un toxicómano sin heroína".

 

La diferencia entre abuso de las tecnologías de la información y la comunicación y la adicción es sutil, para el experto. "Hablar de unas cifras concretas para definir una u otra realidad es difícil, porque depende de las circunstancias de cada persona". En todo caso, Fernando Lara considera que existe una adicción cuando "hay una conducta que proporciona placer y no hay alternativas en el caso de que esta conducta desaparezca". Esto es, si una persona tiene mono de alguna tecnología en su vida cotidiana y no sabe cómo suplir su ausencia. "Hay gente que no sabe llegar a casa y no conectarse a Internet, y puede resultarles problemático no hacerlo".

 

Fernando Lara recuerda que unos datos de la Oficina del Defensor del Menor de la Comunidad Autónoma de Madrid alertaban de que el 37% de los menores reconoce la necesidad de conectarse con frecuencia, el 30% ha facilitado su número de teléfono en la Red, el 15% se ha reunido con desconocidos contactados por medio de las nuevas tecnologías, el 7% no avisó de esta reunión y para el 9% no era la persona que esperaban encontrarse.

 

Fuente: DICYT

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768