Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
  • Ingles
  • Portugues
  • Chino
Imprimir. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.

La universidad, el camino hacia la excelencia

OTRI

La universidad, el camino hacia la excelencia

Con más de 70.000 estudiantes, estos centros de conocimiento se enfrentan a diferentes retos, los más importantes, conseguir una educación competitiva, moderna, internacional y emprendedora

excelencia


Una palabra define como ninguna otra la meta a alcanzar por parte de las universidades públicas de Castilla y León, «excelencia». Ningún otro aspecto se repite tanto cuando hablan del futuro de las instituciones académicas sus máximos representantes, los rectores, así como expertos, investigadores y alumnos.
Con más de 70.000 estudiantes, estos grandes centros de conocimiento se enfrentan a diferentes retos, los más importantes, conseguir una educación competitiva, moderna, internacional, de calidad y emprendedora, tal y como asegura el rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo Villar. Del mismo modo opina el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, quien además apuesta por la investigación e innovación, como el camino acertado para alcanzar una «buena docencia», que finalmente acabe transfiriéndose a la sociedad. El máximo representante de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, añade que para alcanzar esa meta «es necesario conseguir una universidad más participativa, más austera, más autónoma y gestionada de forma eficiente».
Las claves para lograr ese modelo no son fáciles y el obstáculo principal al que hacer frente es la financiación, ya que todos coinciden en que «de poco sirve planificar nuevos modelos de universidad, si no van acompañados del presupuesto necesario», apunta Murillo.
Para ello, continúa Sacristán, es «de vital importancia poner los medios necesarios para lograr una universidad más autónoma», con el fin de que pueda cumplir sus fines en las condiciones cambiantes y más exigentes en las que hoy actúa. A su juicio, «hay que convencer a las autoridades políticas y administrativas de que la autonomía universitaria ha de ser plena, lo que debe llevar a rechazar algunas medidas que últimamente se están tomando» y asegura que «la crisis no puede ser argumento o pretexto para cualquier manifestación de intervencionismo, que sin duda lesiona dicha autonomía».

Financiación. La propuesta de Hernández Ruipérez pasa por cambiar el modelo de financiación de las universidades y basarlo en la «competitividad», es decir, orientar la inyección económica a «objetivos que se tengan que cumplir» y aunque en una universidad pública hay que cubrir «unos mínimos» para garantizar su continuidad, a partir de ahí se tiene que basar en objetivos y programas de competitividad.
Aunque las universidades van por «el buen camino, potenciando por ejemplo los centros tecnológicos y de investigación», explica el rector salmantino, estas instituciones van «por el mal camino si eso es lo único que hacen para la transferencia del conocimiento».
En este debate, los investigadores tienen mucho que decir. Un ejemplo es el director del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca, Jesús San Miguel, quien opina que «sobran universidades en el conjunto del país ya que una de las riquezas de la universidad es la posibilidad de estar con gentes de diferentes regiones, culturas, carreras y profesiones, porque este aspecto enriquece el desarrollo de las personas».
San Miguel recuerda que «la universidad es sinónimo de universal» y por tanto «sería un error que por acercar la universidad hasta la puerta de su casa, el alumno estuviera como en una academia».
Del mismo modo opina el director del Centro de Estudios Brasileños de la Universidad de Salamanca, Gonzalo Gómez, quien añade que «la zona de localización no será nunca el referente de las mejores universidades». Quien fuera rector de la Universidad de Salamanca y actual asesor de Santander Universidades Panamérica, Ignacio Berdugo, recalcó que «la oferta de titulaciones no debe medirse con criterios económicos inmediatos».
San Miguel detalla que su apuesta pasa por dedicar «mucho más peso a la investigación» y «a la innovación, al menos en una proporción similar al que tiene la docencia», porque tiene que ser un motor o un impulsor que genere nuevo conocimiento.
El director de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la Universidad de Burgos, Gonzalo Salazar, también incide en la importancia de la excelencia investigadora debido a que «puede contribuir al desarrollo social». La capacidad de investigación básica, apunta, «es imprescindible para la evolución del conocimiento de la humanidad y esa labor a largo plazo, supondrá también un retorno para la sociedad».
También el alumnado es consciente de este nuevo panorama y según afirma el presidente de la asociación estudiantil AEUS, Daniel Llanos, «la universidad debe ser el motor de desarrollo, en todos los ámbitos, de la sociedad, tiene la responsabilidad de generar conocimiento a través de la investigación» y agregó que «hoy por hoy tiene que asumir el liderazgo de la recuperación económica, planteando nuevos modelos de desarrollo y participando en las reformas estructurales que se plantean».    


Fuente: Diario de Burgos

Webmail-UBUNet

Webmail-UBUNet
https://correoweb.ubu.es/UBUNet

Buscapersonas UBUVirtual

Buscapersonas- UBUVirtual
BuscapersonasUBUVirtual
Universidad de Burgos
Universidad de Burgos
Resolución recomendada: 1024 x 768